Lechada para piscina. Tipos y comparativa

La lechada de la piscina es uno de los puntos más importantes de una piscina con mosaico o cerámica. Seguramente habrás visto o tendrás una piscina con problemas en la junta de los gresites, o bien habrás visto alguna piscina en el que se desprenden los gresites de la estructura. 

lechada piscina

Una piscina con problemas de lechada nos puede generar varios problemas directos e indirectos:

  • Pueden aparecer «algas» ya que en la junta encuentran un sitio donde hacerse fuertes y germinar
  • La falta de lechada de la piscina también puede generar cortes a los bañistas ya que al no tener junta o al estar deteriorada el canto vivo del gresite queda expuesto y puede cortar muy fácilmente. 
  • La erosion de la lechada de la piscina también genera el desprendimiento de los gresites o mosaico. Esto es debido a que al no haber junta, el agua «ataca» al adhesivo del gresite directamente y al erosionarlo lo debilita. 
  • Por último, otro efecto negativo es el efecto visual que genera una lechada erosionada o negra en la piscina. 

Tipos de Lechada para piscina

Hay dos tipos de borada para piscina. La más común y barata que se pone normalmente es la borada de base cementosa. Sin embargo, la borada que debería ponerse en todas las piscinas para evitar el mantenimiento cada 4/5 años es la lechada epoxi. A continuación explicamos los dos tipos de lechada.

Lechada de cemento

La lechada de cemento es la más utilizada porque su aplicación ha sido siempre más fácil. Este tipo de borada es la misma que se utiliza para rejuntar cerámica en otros espacios interiores y exteriores. El problema es que el cemento no es resistente a los químicos de la piscina y aún menos a la sal (en caso de cloración salina). Eso provoca la erosión de la lechada de la piscina en pocos años y el deterioro en general del gresite. Además, al no ser impermeable, la borada de cemento permite el «ataque» de los químicos al adhesivo del gresite y se pueden llegar a desprender las piezas

Lechada epoxi Epogrout

La lechada epoxi Signapool Epogrout está diseñada exclusivamente para piscinas y para que sean piscinas 0 mantenimiento.  A diferencia de otras boradas epoxi dificiles de limpiar. La lechada Epogrout es muy fluida, fácil de limpiar y no seca rápidamente. Las ventajas de nuestra borada epoxi son varias:

  1. Totalmente impermeable: la borada epogrout es totalmente impermeable y eso permite proteger el adhesivo del gresite para siempre.
  2. Resistencia a ácidos, sal y a ataques químicos: la lechada epoxi Signapool Epogrout resiste a todo tipo de ataque químico, PH y a la sal de la cloració salina.
  3. Deformable: además, es totalmente deformable lo que nos asegura que si hay un mínimo movimiento no se agrieta.
  4. La borada Epogrout es también un potente adhesivo además de borada.
  5. Muy fluida y fácil de aplicar: la borada Epogrout es la más fluida del mercado y permite la aplicación incluso en verano ya que no tiene secantes añadidos y es muy fácil de aplicar.

Descargar ficha técnica Signapool Epogrout.

lechada piscina

La lechada Epogrout es bastante más cara que la lechada de cemento. Sin embargo, en precios absolutos, para una piscina de 8×4 podía costar unos 500€ más.

Teniendo en cuenta que la borada Signapool Epogrout se paga una vez y no hay que volver a rejuntar y todos los problemas que nos ahorra, creemos que es mucho más interesante. 

Comprar Epogrout en Construsafe.com.

Ir arriba